Clases en directo

Las clases en directo sustituyen las clases presenciales en todos sus aspectos, y son una solución de formación ideal en el contexto Covid-19. Además, pueden bonificarse mediante el uso de los créditos de formación de los que todas las empresas disponen.

Las Clases en directo implican el uso de sistemas y plataformas de comunicación y colaboración muy avanzadas y generan puntos de encuentro en tiempo real donde se enseña y se aprende, de la misma forma que siempre se ha hecho: aplicando dinámicas grupales, haciendo tutorías a los alumnos de forma individual y personalizada, controlando la asistencia e incentivando la participación de cada individuo en el grupo. En entornos empresariales, flexibiliza la formación continuada de las personas y su participación en los planes de formación anuales. Podemos destacar todos estos beneficios de las Clases en directo:

  • Contacto visual: conexión personal y emocional entre profesor y estudiante. Genera más confianza y se aleja de la frialdad de los chats o los correos electrónicos.
  • Análisis dinámico: el profesor puede ver rápidamente qué le pasa al estudiante ya que éste puede compartir su pantalla y permitir que le tome el control.
  • Seguimiento inmediato: se controla la evolución del aprendizaje, ya que el profesor puede ver el resultado de los trabajos al instante y reaccionar a estos en tiempo real.
  • Personalización: se puede personalizar el nivel de cada estudiante, asignándole ejercicios más adecuados a sus conocimientos de forma discreta del resto del grupo.
  • Ahorro de costes: hay un ahorro de tiempo, así como un ahorro económico directo, al no tener que desplazarse al centro formativo.
  • Más conciliación: al existir un ahorro de tiempo, este se puede invertir en la conciliación entre la vida privada y la profesional, dedicando sólo el previsto en la sesión de formación.
  • Beneficios psicológicos: las videollamadas permiten expresarnos y ver la expresión de los demás, lo que genera afecto, empatía, hace que entre en juego la comunicación no verbal, contextualiza las explicaciones y genera sensación de compañía y tranquilidad en procesos educativos, y también permite recibir el impacto de una sonrisa.

En Ceina siempre hemos sido pioneros en el uso de nuevos métodos de transmisión de conocimiento, y tenemos muchos ejemplos, que van desde la implementación de un sistema BBS a finales de los 80 al uso de uno de los sistemas colaborativos más avanzados en la actualidad, pasando por proporcionar correos electrónicos corporativos a nuestros estudiantes a mediados de los 90 y al uso de las primeras vídeo-llamadas integradas en un campus en línea propio, a finales del siglo pasado.

Por eso, ahora más que nunca, creemos que una #ClaseEnDirecto es la mejor forma de enseñar... y de aprender.

 

ClasseEnDirecte

 

Un poco de historia

La idea de hacer clases en directo nació a raíz de los proyectos de formación que Ceina llevó a cabo durante toda la década de los 90, a muchas cooperativas agrarias de Cataluña. En localizaciones remotas, donde la dispersión geográfica es elevada y los accesos son difíciles según la época del año, por las condiciones meteorológicas, tenía mucho sentido pensar en sistemas que interconectasen estudiantes y profesores en un lugar común: el digital.

En aquella época, sin embargo, apenas nacía Internet y la velocidad de las conexiones así como los costes asociados hacían inviable el proyecto. La teleformación, que de forma general y resumida implica disponer de un lugar en la red donde se deja material de estudio y de evaluación, no era, tampoco, un sustituto viable a la presencia física de un profesor y a la interacción del mismo con los alumnos.

No fue hasta finales de la primera década de los 2000, que los sistemas de comunicación experimentaron una evolución muy significativa con la llegada de la tecnología de fibra óptica y, así, pudieron hacerse realidad muchas aplicaciones que hoy en día son fundamentales para el funcionamiento de la sociedad: la telefonía sobre Internet, la videoconferencia y el entretenimiento a la carta, son tres ejemplos representativos que, principalmente las empresas del sector tecnológico, han usado desde el principio.

Desde la pandemia del Covid-19, de principios de los años 20, ha habido una notable aceleración en el uso de los sistemas de comunicación personal, tanto a nivel particular como a nivel de empresa, y se han modificado los hábitos conductuales de las personas. Lo que antes no se veía como algo natural de hacer a través de la videoconferencia (reuniones de trabajo, encuentros de familia, cursos de formación...), se ha convertido en un canal más de comunicación social. Empresas, administraciones y personas, la sociedad en general, nos hemos dado cuenta de que no importa el medio que usamos, sino transmitir el mensaje. De hecho, cuando nos ponemos a recordar si una historia la hemos leído en un libro, la hemos visto en una película o nos la han explicado, nos cuesta recordar a través de qué medio se ha hecho.

SEDE CENTRAL
Avinguda Europa, 7-9
08700 - Igualada (Barcelona)
Teléfono: 93 805 00 94
WhatsApp: 683458704

logo blanc blau

LLEIDA | Mollerussa
Passeig Beethoven, 8 
25230 Mollerussa (Lleida) 
Telèfon:  973 71 03 85
WhatsApp: 680323626